El mundo cambió hace un año, cuando nos vimos obligados a confinarnos en nuestras casas y suspender todo tipo de actividades que significaran reunirnos con alguien más que no habitara en nuestro mismo techo. La educación tuvo que adaptarse a esta nueva realidad, en el mundo entero los bailarines buscaron la manera de no perder su entrenamiento, a sabiendas de que ello significaría un peligro para su carrera. Las escuelas de danza respondimos de inmediato a recurrir a lo que estaba a nuestro alcance para que la formación de nuestros alumnos no se detuviera ni se mermara. ¿Clases de Ballet por zoom? Para muchos de nosotros ni siquiera sabíamos cómo funcionaba, pero la pasión y la entrega que caracteriza a la mayoría de las personas que se dedican a la educación dancística, nos permitió aprender sobre la marcha y descubrir una nueva forma de enseñanza.

Los planes de estudio se tuvieron que modificar, los objetivos se debían replantear y las metas reconsiderar, pero nada nos frenó. Ahora tenemos una generación de alumnos que han desarrollado una serie de habilidades que el zoom los ha obligado a desarrollar. Los maestros hemos descubierto al unísono, como atender las dificultades con las que se topan los alumnos. Los padres de familia ahora más que nunca, se han visto involucrados en el proceso de aprendizaje de sus hijos, reconociéndoles el esfuerzo, disciplina, autocontrol y perseverancia que se requieren para, estando en casa, alistarse para tomar una silla a manera de barra e iniciar una clase de ballet.

Es admirable como los maestros hemos buscado y encontrado las maneras captar la atención de los alumnos a distancia y hemos descubierto como atender a ese número  de pequeñas imágenes  que aparecen en la pantalla. Es admirable como los alumnos impulsados por un sueño y el amor por bailar combaten el hartazgo de estar frente a una pantalla por más horas de las que las escuelas les exigen. Es admirable como los padres han ayudado, impulsando, empujando día con día  y proveyendo la tecnología, el espacio que requieren sus hijos para que no olviden sus sueños en medio de la Pandemia.

Podemos decir que la vida nos ha retado a descubrir la  capacidad de resiliencia que cada uno tenemos para, a pesar de todo continuar.

Algunas escuelas han tenido la fortuna de poder retomar el trabajo presencial, pero en general el trabajo escénico se ha visto cancelado para la mayoría del planeta, lo que quiere decir que nuestros hijos, nuestros alumnos,  no han podido bailar para un público desde que esto inició y muchos vemos lejana la posibilidad de un regreso en el futuro cercano.

Todo esto ha inspirado a buscar la forma de que el 2° Encuentro de Escuelas de Danza Clásica se lleve a cabo y nos signifique un festejo, una celebración a la resistencia, a la resiliencia, a la perseverancia para lograr la consecución de muchos sueños. La virtualidad juega a nuestro favor y con ella, haremos posible lo que en estos momentos es difícil: nos encontraremos, nos reuniremos, para recordar, disfrutar y descubrir viejas y nuevas historias.

Celebremos la danza, celebremos a los niños y jóvenes, celebremos a los maestros incasables y a los padres incondicionales.

 

 

Siendo el ballet un arte escénico, resulta imperativa la experiencia en foro, que sabemos que la mayoría de los estudiantes de ballet no la tienen en estos momento. Por otro lado, fuera de los concursos de ballet, existen muy pocos espacios para reunir a maestros y estudiantes, amantes del arte coreográfico, en un ambiente en donde podamos aprender unos de otros, mostrar nuestro trabajo escénico y escuchar a importantes figuras del mundo de la enseñanza del Ballet dar sus opiniones, recomendaciones y  refrescar nuestros conocimientos. Para los alumnos, buscamos una experiencia en la que mostrando su trabajo obtengan mayor seguridad y viendo el de otros le sirva de inspiración para mejorar.

"Esta página web es apoyada por el Sistema de Apoyos a la Creación y Proyectos Culturales (FONCA)" 

© 2021 hecho para Producciones Escenarte Internacional. Diseñado por Carina Vizcarra

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon